Por ejemplo, los sauces.

Viaja en el colectivo, un poco más adelante y de espaldas a mí. Es casi una figura: no veo ni su rostro ni sus gestos. Sin embargo, hay algo evidentemente hermoso y vital en ella toda: son las flores. Las flores en su vestido. La flor y el colibrí en su campera de jean. La textura de flores en el broche que amarra su pelo. La flor como símbolo. El misterio del símbolo en la espalda de una mujer. 

Por ejemplo, los sauces.