TRAMA TXT

LA MIRADA PRESENTE

La Mirada Presente
es un cuarto a oscuras,
y mis ojos abiertos a la medianoche:
estoy acá.

Recorro la casa vacía.

Leo mi libro en el sillón gris,
siento el sabor de las palabras.
Puedo decir «esta es mi vida», «esta es mi vida».
En la mesa pequeña, bien puedo tomar un mate.

El aire ocupa los espacios, lo había olvidado,
y los pensamientos ocupan el tiempo.
Pero el pensamiento sin palabra es el tiempo.

Afuera, siento el peso de las estrellas
y me miro fijamente con un gato:
soy, ante todo, un animal

y mi dueño todavía duerme
en un cuarto a oscuras,
o manejando por la autopista
sin pensar en estas cosas.