TRAMA TXT

IDEAS DE LO QUE DIOS PUEDE LLEGAR A SER

Ideas de lo que dios podría llegar a ser. Cuando pensé la primera, me trajo mucha desazón: la de Dios como un animal salvaje e indomable. Un Dios que lo es, no por su inmensa sabiduría y sentido de justicia, sino llanamente porque puede serlo. Un lobo salvaje que va sediento de multiplicar la existencia, completamente a la deriva de su instinto. La noche que imaginé este Dios, soñé con caballos salvajes y con un enorme incendio que descendía por un monte hacia la ciudad.

La segunda idea me vino ayer por la noche. Me acordé de un amigo que tenía el don de visualizar «dimensiones» habitando dentro de sus pacientes. Lo hacía mediante masajes. En una ocasión vio dentro mío un enorme gigante que, ayudado de un bastón, subía a una montaña. Con su relato nos convertíamos en observadores presenciales. Y en medio de la lluvia torrencial el gigante se volteaba y nos miraba. ¿Y si Dios es un dios «pequeño» —como nosotros ante el gigante—, creador de mundos y sus habitantes, pero incapaz de hacer nada coherente con ellos? 

La tercera —pero cronológicamente la primera imagen que tuve de este estilo—, fue la de un rey muerto desde tiempos inmemoriales, postrado en el suelo con su corona y cráneo quebrados por el golpe que le diera fin. De él, salen ahora plantas y flores.

Imagen: Svjatogor, por Petar Meseldžija (https://petarmeseldzija.blogspot.com/)