TRAMA TXT

En contra del Ser Humano

Fantaseo desde hace un tiempo escribir un texto en contra del Ser Humano. Mientras nos veo como especie discutir «asuntos internos» no puedo sino pensar que, antes que nada, no hemos meditado sobre nuestro lugar entre todo lo demás. Entre lo vivo, lo inerte y lo divino también.

Pienso, todo lo que creemos que nos hace especiales no es más que mito. El mito del «animal racional», el mito del Alma, el ilusorio resguardo de las ciudades respecto a la Naturaleza y a lo Divino, la Cultura: aquello de todo esto que no es una quimera, simplemente no nos es exclusivo. Me pregunto qué quedaría en pie si derrumbásemos algunos falsos ídolos. 

Con o sin nosotros, todo pasa.

Hace tiempo vengo practicando, a manera de ejercicio, esta «doctrina» que fantaseo y me voy inventando. Hoy por hoy, esta práctica deshace algunas de mis creencias y banderas, y de a ratos pareciera que me inspira más a «dejar de hacer» que a otra cosa. Pero, intuyo, hay algo en ese deshacer que debe realizarse: desandar y andar; dar testimonio de este cambio de perspectiva y dotarlo de belleza con el arte; celebrar la divinidad de todo, como mismo se pueda. Eso, en sí mismo, es ya un «hacer».

Pintura: «el banquete del león» de Henri Rousseau.